Con dos tarde a puro sol y deporte, se realizó en el club Studebaker el Torneo Internacional de Tenis Adaptado de Pie, que convocó a tenistas del país y hasta de México con discapacidades físicas. La competencia fue una buena “excusa” para reunir a deportistas que son un ejemplo de sacrificio y superación.

El torneo comenzó al sábado 29 de abril y culminó el domingo 30 con las finales. Durante la primera jornada se disputaron los partidos en las diferentes categorías ya que las discapacidades físicas varían en los tenistas y son gravitantes en el desarrollo de un partido. Por ejemplo, hubo jugadores con amputación de un brazo, de una pierna, de un brazo y una pierna, de ambas piernas. Los cuadros se armaron de acuerdo a la complejidad de la discapacidad y el nivel de juego que tenía.

El joven Carlos Eichhorn representó a la ciudad de Villa Cañás, y fue el ganador de una de las finales, venciendo a Javier Vesprevany, de Buenos Aires, por 6-2 y 6-4. En la otra definición triunfó Alejandro Fernández ante Martín Arrazábal.

Los participantes fueron los siguientes: Jesús Ribero, Francisco Linares Carrizo (México), Fernando Confort, Gabriel Ángel Gómez, Matías Forte,  Alejandro  Damián Fernández, Martín Arrazábal, Javier Vesprevany y Carlos Eichhorn.

Cabe destacar que hubo exhibiciones entre tenistas adaptados y jugadores que frecuentan la práctica del deporte en el club del Parque. Durante el domingo, se disputó un dobles del que participaron el intendente Norberto Gizzi y el director de Deportes, Marcelo Rodríguez.

“La verdad es que es maravilloso lo que hacen. Son un ejemplo de superación y respuesta ante las adversidades que la vida les puso por delante. Tuve la suerte de dialogar con algunos de ellos y conocer sus historias, y la realidad es que no tengo palabras para graficar lo que vivieron y cómo, a través del deporte, salieron adelante”, dijo el intendente Norberto Gizzi.

La Municipalidad agradece la participación de todos los tenistas que vinieron a la ciudad, al profesor Fabio Rossi (referente nacional del TAP) y a su equipo de trabajo, a los profesores y estudiantes de Educación Física que colaboraron como jueces, a alumnos de la Escuela de Tenis por oficiar de alcanza pelotas, al profesor Javier Bacola y a Studebaker por la predisposición para desarrollar las actividades en sus instalaciones.

El TAP

La organización del Tenis Adaptado de Pie (TAP) tiene como prioridad promover, desarrollar y brindar oportunidades a todas aquellas personas con discapacidad física que se pueden desplazar de pie y no quieran sentarse en una silla de ruedas a jugar esta modalidad a nivel internacional tanto recreativamente como competitivamente.

El TAP genera nuevas oportunidades para las personas que quieren practicar este deporte ya que, antes del 2012 no existía ninguna entidad en el mundo que rigiera esta modalidad.

El Tenis Adaptado de Pie se enfoca en trabajar en conjunto con las federaciones de tenis del mundo y las instituciones de rehabilitación físicas en desarrollar  e implementar programas para promoverlo de manera que se masifique el deporte en cada país realizando diferentes actividades para hacerle promoción.

La organización TAP tiene como visión ser la que lidere a nivel mundial el desarrollo, las competencias internacionales, para lograr hacer de ésta, una federación internacional o pertenecer a la Federación Internacional de Tenis y así ser un deporte paralímpico.

El objetivo para que esto se logre es incrementar de manera significativa el deporte en los países siguiendo las normas del TAP establecidas, para tener un número de jugadores considerables y para que los juegos paralímpicos acepten esta modalidad.

También esta disciplina tiene un circuito internacional donde rigen todas las categorías que pueden jugar en los diferentes campeonatos a través del mundo.

 

1